08 de novembre, 2008

Adriana Calcanhotto, un hada en el Palau de la Música

Adriana Calcanhotto firmando el libro de honor del Festival


Adriana Calcanhotto arrasó el viernes por la noche en un Palau de la Música lleno hasta la bandera. Durante la hora y cuarenta minutos que estuvo tocando la mayoría de las piezas de su disco Maré, más algunos no incluidos en el mismo, la cantante –que parecía un hada al salir al escenario– entusiasmó a un público que en ningún momento dejó de animarla y hacerle peticiones. Sin embargo, el instante más emotivo fue, quizá, cuando se quedó sola en el escenario y tocó el poema musicado de Fiama Hasse Pais Brandão A poetica do eremita.


Éste fue su repertorio:

Maré
Três
Seu pensamento
Mais feliz
Asas
Para lá
Teu nome mais secreto
Vai saber
Esquadros
Mulher sem razão
Sem saída
A poetica do eremita
Fico assim
Um dia desses
Vambora
Porto alegre
Maresia

+ Quem vem pra beira do mar
+ Meu mundo e nada mais
+ Deixa o verâo

3 comentaris:

Evelyne ha dit...

¿Un hada o una bruja?

Nos hechizó a todos. Y admás en el Palau.

Noche inolvidable. Gracias por hacer conciertos con esa magia.

elaine ha dit...

Mi hermana y yo, hemos realisado uno de nuestros sueños.
Nos hemos enamorado aún mas de la preciosa voz de Adriana.

Ainda estamos enfeitiçadas...

ccx ha dit...

eu também gostei desse concerto!

y el detallazo de regalarnos una canción en catalán? cuánto dice eso de la sensibilidad de una persona...!

a ver cuándo vuelve por aquí!