09 de novembre, 2008

Charlie Moreno, la veu de l'artista


Charlie Moreno


Per segona vegada consecutiva, la sala de l'Hotel Alexandra que acull els concerts-aperitus dels dissabtes es va quedar petita. No era tampoc un concert fàcil o tòpic, donat que es tractava d'un solo del baixista canari establert a Barcelona Charlie Moreno, que en algunes peces comptava amb la col·laboració de la cantant Esther Ovejero, també canària i també establerta a Barcelona.

Clàssics de The Police com Every break you take i Message in a bottle, el Time after time de Cindy Lauper i molts originals del mateix Moreno (amb dos discos ja sota el braç, el segon produït per Chuck Loeb i amb col·laboracions com la del trompetista Till Brönner, una de les pròximes estrelles del festival) van conformar un recital esplèndid que va entusiasmar el públic que omplia de gom a gom la sala, a banda del que es va quedar al pis inferior de l'hotel sentint el que li arribava…

¿Però que sent un músic a l'escenari en un dia com aquest? Aquesta és la pregunta que li hem fet a en Charlie Moreno, i aquesta és la seva resposta:

"Tocar en el Hotel Alexandra fue una experiencia que no olvidaré. Fue una grata sorpresa semejante afluencia de público, incluso llegué a oír que algunas personas se quedaron sin concierto al no caber nadie más en la sala. Mucha expectación para ver mi atrevimiento de hacer un concierto con el bajo eléctrico como único instrumento, además de la colaboración de la voz de Esther Ovejero. Es un reto; cada vez que lo afronto ante una audiencia sé que me espera una hora de concentración y responsabilidad, más que en cualquier otro contexto en los que suelo desenvolverme musicalmente. Pero lo disfruto mucho, lo paso muy bien, y me alegra ver que la reacción del público ante espectáculos arriesgados como el mío es tan positiva.

Me encantó el ambiente que se respiraba en el hotel, fue genial conocer en persona a parte del increíble equipo humano de The Project que cada año nos trae este maravilloso festival, e interpretar mis temas ante una audiencia tan selecta fue algo impagable. Ojalá pudiera tener el mismo público en mis próximos conciertos (toa la información en http://www.charliemoreno.com/), en los que voy a presentar mi segundo disco, con la banda al completo.

Quiero dar públicamente las gracias a Joan A. Cararach (y a todos en The Project) y a Alberto Hernández su apuesta por mi música, y prometo compensarles trabajando duro y creando, que es lo que mejor se me da.

Un abrazo para todos,

2 comentaris:

Dan ha dit...

Sin duda jamás (en los conciertos que yo asistí) una sola persona con ún instrumento tan arriesgado como el bajo ha podido llenar tanto un escenario. Como dice mi abuelo: - Es solo uno perohace tanto ruido :)
Yo cambio la palabra embrionada ruido por arte.

Ya me compré sus dos discos ya estoy esperando que saque un tercero.

Saludos

Daniel.

Jordi ha dit...

Impresionante. Carai con Charlie, nunca me hubiera imaginado que solo con un bajo pudiera transmitir tantas sensaciones durante más de una hora. Las recreaciones de The Police fueron puro arte. Y sus composiciones, atrevidas e intimistas. No creo que haya demasiados bajistas que se atreven a dar conciertos sólos. Para mí fue un experimento y fue una pasada
Saludos
Jordi
Jordi